De San Isidro a Ciudad Quesada y ahora a San Jose: la experiencia DNJ

En el contexto de alegría y fe que generó la JMJ Panamá 2019, los jóvenes costarricense han celebrado con júbilo intenso la edición DNJ en la Diócesis de Ciudad Quesada la mañana y tarde de este sábado 6 de julio en la Cámara de Ganaderos de San Carlos.

Más de once mil jóvenes se unieron a la cita convocada por los obispos de Costa Rica, quienes guiados por los preparativos de la Comisión Nacional de PJ y evidentemente de la diócesis del norte del país como anfitriona, festejaron con distintas actividades al dueño y Señor de la vida, Jesucristo.

Ni la distancia ni el cansancio fueron obstáculo para estar como iglesia en este particular  momento de manifestación pública de fe, ejemplo de ello fueron los jóvenes de la Diócesis de San Isidro quienes desde la tarde o noche del viernes iniciaron largas travesías, incluso unos con viajes de más de cuatrocientos kilómetros.

El pasado evento realizado precisamente en San Isidro de El General en el año 2015, dio paso al nuevo grito juvenil: «juguémonos la vida». Hecho que el mismo Mons. Garita rescató en su homilía, al decir: “nos sentimos muy motivados porque, desde hace 4 años, no teníamos el DNJ… Sin duda alguna, esta es una expresión numerosa, viva, joven y alegre de la Iglesia costarricense».

Y es que esa alegría se respiraba en todas sus más variadas formas en aquel campo que fue abrazado por un calor imperante, calor que recordaba sin duda la acción del Dios que desea arder en nuestros corazones. Así, la juventud fue recibida con música y stands vocacionales en donde pudimos observar la riqueza de la Iglesia con los distintos carismas de consagración y por ende caminos de santidad.

El joven de nuestra Diócesis de San Isidro, Tony Guido, junto a Sarmientos marcó el inicio del DNJ 2019 y con él la algarabía juvenil no se hizo esperar, espíritu que se mantuvo a lo largo de las horas en medio de las distintas presentaciones y espacios de animación.

Momentos cruciales se vivieron sin duda en esta nueva edición; la Eucaristía, el espacio para la Reconciliación, la jornada de Adoración eucarística y el cierre de la Hora Santa marcaron el espíritu Cristocéntrico, como lo recordó Mons. Garita: “celebramos este DNJ porque, para nosotros creyentes, el centro, el fin y la meta de nuestra vida es la persona de Jesucristo y el proyecto de vida que el Señor nos propone. Este proyecto de vida es realización plena y salvación eterna para nosotros, porque sólo Jesús tiene palabras de vida eterna. Él es el único que nos puede dar vida verdadera, auténtica, perdurable, no una vida vacía ni pasajera».

«Jesús es el camino, Él nunca les lleva al precipicio y a la perdición ¡Jesús es nuestra verdad entre tanta mentira, falsedad y engaño! Jóvenes, porque el Señor es la verdad, Él nunca les confunde ni mucho menos les engaña ¡Jesucristo es nuestra vida entre tantos signos de muerte! Jóvenes, porque Cristo es la vida, Él no quiere que desfallezcan ni se pierdan, sino que tengan vida de Dios, vida de fe, vida en abundancia que sólo Él les puede dar”, agregó el obispo de Ciudad Quesada en su predicación.

Finalmente, el obispo hizo un fuerte y convincente llamado a los jovenes: «nada de miedos, cobardías ni complejos… Estamos en este DNJ para actuar con autenticidad y fidelidad desde el evangelio y la doctrina de la Iglesia; no desde palabras, pensamientos o proyectos puramente humanos o acomodados a la moda fácil y engañosa. Recordemos que el cristianismo es vida y que la vida cristiana hay que traducirla en testimonio. Hoy en día, algunos quieren callar, aislar y quitar todo lo que sea fe cristiana e Iglesia. Todos nosotros, pero sobre todo ustedes -con su impulso y vitalidad juvenil- hemos de dar un paso adelante. Juguémonos la vida por Cristo entre las nuevas corrientes que niegan a Dios, la fe y la Iglesia. A ustedes jóvenes les gusta la claridad y la definición, por ello, juguémonos la vida dando rostro joven, fresco y dinámico de la fe cristiana y de la Iglesia”.

Así, concluye el DNJ con gran éxito, sigue siendo la juventud el «ahora de Dios», como lo señaló el Papa Francisco en la pasada JMJ. Radio Sinaí 103.9 FM consciente de ello, ha dado cobertura a una fiesta eclesial en donde la juventud sin miedo ha dicho: «mi vida es Cristo». Y ahora, esperamos el 2023 cuando sea la Arquidiócesis de San José quien nuevamente nos congregue para el próximo DNJ.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *