DIÓCESIS MARCHA POR LA FAMILIA Y LA VIDA

8Por cuarto año consecutivo, la Diócesis de San Isidro se engalana con una manifestación pública y concurrida de fieles en defensa de la Familia y la Vida; para este año 2015, la experiencia inicia en los parajes hermosos y fríos de la Zona de los Santos, cuando el pasado 22 de agosto, la Vicaría de Los Santos se reúne en San Pablo de León Cortés para congregar a los católicos quienes junto a Mons. Barrantes manifiestan su fe, en la homilía de aquella Eucaristía, el prelado señaló: “los católicos debemos manifestarnos en contra de la cultura de la muerte, muerte en todas sus formas: aborto, eutanasia, fecundación in vitro, y otros; nosotros tenemos que darle oxígeno a la familia y para ello hagamos tres ventanas en las familias: la fe, el amor y la paz”.

Ya el domingo, y cuando el sol despuntaba sus primeros rayos, desde las regiones más lejanas de Puerto Jiménez, se 2aprestaban fieles entusiastas a participar del encuentro de la Vicaría San Francisco de Asís, en esta ocasión seis parroquias reunidas en Río Claro y con la presencia del Vicario General Pbro. Edgar Orozco levantaban la voz con la alegría del Evangelio en defensa del único motivo que nos congregaba a todos en aquella mañana, el Pbro. Orozco animó a los presentes basado en el mensaje de la primera lectura de Josué, diciéndoles: así como su familia decide seguir al Señor, el Señor también a nosotros nos invita a dar un salto, para pasar de creyentes a discípulos, dejando atrás lo que nos ha contaminado en el camino y siendo libres para ser discípulos de Jesucristo”.

Pero, si en la bajura de nuestra diócesis manifestaban la fe, las tierras altas del sur no se quedarían atrás, ahora serían 6las cuatro parroquias del cantón de Coto Brus quienes conforman la Vicaría Beato Pablo VI quienes en San Vito defendían la fe, acá Mons. Loría obispo emérito de nuestra diócesis, enseñaba con vehemencia: “para defender la familia cristiana no sólo se debe hacer una marcha sino un día de oración; el reto de la familia cristiana es velar por el matrimonio ante la crisis actual…, Costa Ruca está mal, la familia como cuerpo de la sociedad anda mal por la falta de Dios; a los cristianos nos hace falta analizar y reflexionar porque se está perdiendo a Dios. Todo nos lleva a una vida superficial… ya nada es pecado según el mundo… La Iglesia debe brindar una educación que invite a pensar, reflexionar y analizar, por eso no nos podemos quedar sólo con una marcha, sino luchar por los derechos de la familia desde Dios y la vida”.

4Y así como dice el Evangelio, en la tierra donde inició todo en nuestra diócesis históricamente, la zona indígena de Boruca, recibía a las hermanas parroquias de la Vicaría San Juan Diego; así las tres parroquias congregadas recibieron la visita del Pbro. Oscar Navarro quien como Vicario Episcopal de Familia pronunció la homilía donde hizo un llamado “a la vivencia de fidelidad a Dios, como lo vivió Josué y su familia; esto debe provocar en nuestras familias criterios esenciales como lo son: el amor, el diálogo, y el respeto”.

Por último, quisiéramos recordar los detalles vividos en el corazón de la diócesis, cuando la Vicaría San Pío se reunió en torno al obispo diocesano Mons. Montero quien en la homilía destacó que “no podemos permitir el aborto, pues son millones de seres humanos que mueren y por eso debemos superar la globalización de la indiferencia, la FIV que quiere ser permitida en Costa Rica es otra forma de aborto y de 10homicidio; hay que gritarle al pueblo de Costa Rica “no hay ningún derecho a tener un hijo, es un buen deseo pero no se puede obtener a costa de la vida de otros”, porque esos embriones humanos son vidas humanas y son personas y no como algunos enseñan diciendo que no son personas”.

Señaló que Costa Rica a la luz de la primera lectura de hoy tiene que decidir si quiere optar por el Dios de la Vida o por los señores poderosos de este mundo… la segunda lectura nos presenta el verdadero modelo de amor para el matrimonio… amor y familia que hoy estamos defendiendo y promoviendo.

Concluyó indicando que “respetamos el pensamiento y el comportamiento de otros pero no podemos aceptar esto como alternativa y verdad, la única Verdad la da Cristo. Hoy el Evangelio es duro y Jesús les dijo: “váyanse”, si no quieren seguirme “váyanse” y por gracia divina Pedro responde solo en ti hay camino, verdad y vida… Por eso tenemos que optar por Él y responder como Pedro, por eso esta marcha no puede quedarse aquí, sino que debemos dar la lucha hasta el final… cueste lo que cueste. Amén.”

 

 

 

 

 

 

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *