Incendio acaba templo de Copey pero no con la fe

La madrugada de este 6 de agosto, no se borrará en el corazón de los pobladores de Copey y tampoco para la historia de nuestra diócesis, fue en esta madrugada que un voraz incendio acabó con el templo católico de dicha comunidad de Dota, el templo  construido en 1928 albergaba gran cantidad de historia y había sido declarado patrimonio arquitectónico desde 1999.

Como se dijo en el comunicado oficial diocesano, extendido a primeras horas de este domingo, la rapidez con la que actuó el fuego impidió cualquier acción de rescate, y al ser avisado el párroco por miembros de Consejo de Evangelización local, la totalidad de la estructura ya estaba comprometida.

Así también, conocida la noticia, las autoridades eclesiales procedieron a brindar la respectiva información tanto a las instituciones competentes por tratarse de una estructura que estaba bajo la figura de “patrimonio”, como a las autoridades competentes en el tiempo establecido para la debida investigación de lo acaecido; también, a los medios de comunicación para que de manera fluida y precisa se pudiera dar a conocer tan lamentable circunstancia.

En horas de la tarde, el párroco del lugar, Pbro. Juan Carlos Quirós González, sostuvo una reunión con miembros de Patrimonio Cultural y el alcalde de Dota, para analizar el procedimiento que se quiere establecer desde el Ministerio de Cultura según los lineamientos establecidos para estos casos; cabe destacar también, que el Señor Presidente de la República y la Ministra de Cultura, son conocedores de la situación. Con este conversatorio sostenido, se dan los primeros pasos para entablar una comisión interinstitucional, que integre a la Iglesia, municipalidad, ministerio de cultura, comercio local y comunidad en miras al proceso que ahora enfrenta la población de Copey.

Finalmente, con los primeros trabajos básicos por parte del Cuerpo de Bomberos, podemos manifestar como se señaló anteriormente, no hubo tiempo para rescatar absolutamente nada, de ahí que el Santísimo Sacramento presente en el sagrario también haya sido consumido por el fuego. No obstante, indicamos que entre los escombros se han hallado algunos elementos litúrgicos como la caldereta y la custodia derretida a causa del fuego; también, según nos comentó el Padre Quirós González, en horas de la mañana, los presentes se consternaron al encontrar un pequeño fragmento del Misal Romano en donde se puede leer aún la oración post-comunión correspondiente al Domingo XX del Tiempo Ordinario, que dice: “Señor, después de haber recibido a Cristo en estos sacramentos, imploramos de tu misericordia que, transformados en la tierra a su imagen, merezcamos participar de su gloria en el cielo”.

Así, como diócesis, elevamos oraciones por este pueblo de Copey, para que su fe se mantenga firme y con valentía levante nuevamente su templo, desde donde se siga elevando la oración dominical de la Eucaristía, como por años se hizo en éste, con el que hoy ya no cuentan.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *