Monseñor tiene encuentro con agentes

En el inicio de la Visita Pastoral a la Parroquia Patriarca San José de Fila Guinea en Coto Brus, se sostuvo un encuentro con los agentes de evangelización del Sector de la Administración que comprende las filiales de San Carlos, El Roble, Pinar, San Rafael, La Libertad y los anfitriones de La Administración.

El Pbro. Enrique Ureña, párroco de la localidad, presentó al obispo estas comunidades a quienes motivó para la participación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia para las Familias. Los agentes compartieron con el obispo la realidad local, uno de ellos recordó a monseñor que luchan por la comunión, reconocieron que en algunos lugares la participación de los católicos en la Hora Santa es muy escasa y se sigue arrastrando que la población es muy “padrista” pues a la Eucaristía la participación sí es considerable, otros comentaron los esfuerzos que se realizan por formar a la feligresía con las guías de Educación Sexual.

El Pbro. Ureña comentó al obispo sobre los visiteos que se han realizado en la población, recordó que el deseo es acercar la Iglesia a todas las familias señalando la importancia de la Evangelización, ahí el obispo felicitó por la acción que realizan la cual cataloga como muy activa; además aprovechó para recordar que “el hecho que esposo y esposa se presenten juntos en la Iglesia es un don de Dios y un bello signo”.

Asimismo monseñor aprovechó la ocasión para explicar el motivo por el cual se modificó el nombre de Consejos de Pastoral y pasaron a ser llamados Consejos de Evangelización indicando “nosotros estamos tratando con la ayuda de Dios y la ayuda de todos ustedes de llevar adelante un proceso de Evangelización, y la Evangelización tiene tres momentos: el primero es la Misión o Kerigma que es dirigida a los más alejados de la Iglesia, el segundo es la Catequesis, que es la formación en la fe para quienes ya están en la Iglesia y han sido bautizados y el tercer momento es la Pastoral, que es para quienes ya están formados en la fe pero que hay que seguirles acompañando, es por ellos que se llama Plan de Evangelización”.

Durante la homilía monseñor hizo énfasis en la parábola de los trabajadores de la viña, la cual nos indica a nosotros los cristianos que además de ser pastores somos trabajadores de la viña del Señor y por ello vamos a ser pagados los últimos igual que a los primeros. “Cada uno recibirá lo que se merece y tampoco debemos vivir por una recompensa ni trabajamos por que nos reconozcan ni nos alaben ni nos hagan monumentos” indicó el obispo.

Al finalizar la Eucaristía, monseñor alentó al sacerdote y a la comunidad para ser los mejores pastores posibles. Así mismo, agradeció a los presentes por su fervorosa participación y les solicitó oren por él y por todos los sacerdotes de la diócesis.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *