Nueva fundación de la Comunidad Cenáculo Internacional

Hace 17 años en la Zona de Los Santos, un grupo de creyentes acompañados del Pbro. Edgar Orozco Alfaro, entonces párroco de San Marcos de Tarrazú, iniciaron un sueño en el marco del Año Jubilar que se celebraba en aquel lejano 2000; así, laicos y pastor empezaron contactos con la experiencia de la Comunidad Cenáculo Internacional de Medjugorje en Bosnia y Herzegovina y Saluzzo en Italia.

Nunca los caminos del Señor son fáciles, y éste era tan sólo el inicio de un largo proceso que tendría muchos padrinos pero que también enfrentaría fuertes obstáculos; así, fueron pasando los años, no obstante laicos y pastores continuaron incólumes en sus ideales, la oración sin duda alguna, ha sido la fiel compañera de donde obtenían fuerzas para mantenerse en pie. El Padre Carranza y el Padre Luis Mena secundaron aquellos esfuerzos con el paso del tiempo, hasta pensar que este proyecto sirviera para el 2012 como cierre del Año de la Fe, sin embargo no era el tiempo de Dios.

Para enero del 2015, el Consejo de Asuntos Económicos de la Diócesis de San Isidro valora la posibilidad de desarrollar este proyecto en el Centro de Pastoral en Pacurito; se iniciaba así una segunda etapa que llevaría a la aprobación de esta escuela de vida en mayo del 2016, logrando la firma de los debidos contratos el 16 de enero del 2017 en la Curia Diocesana de San Isidro. En aquella fecha, José Alberto Rivera Badilla por la Comunidad Cenáculo y el Pbro. Edgar Orozco Alfaro en su calidad de apoderado generalísimo de la diócesis, finiquitaron los detalles del comodato y del proyecto en sí.

“La Comunidad Cenáculo nació para el mundo, el 16 de julio de 1983 en la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la colina de Saluzzo Italia, por iniciativa de Rita Petrozzi mejor conocida como Madre Elvira. Cuenta la historia, que después de años de espera y oración, la Madre Elvira recibió las llaves de una casa abandonada, que abrió para acoger aquellos jóvenes que veía vagar tristes y desilusionados por las calles ante las falsas propuestas del mundo; fue así, como inició esta aventura sin seguros materiales, pero con la única gran certeza de la fidelidad de Dios y con la intuición profunda de que lo que buscaban estos jóvenes no era algo, sino Alguien: ¡el rostro del Padre!”, precisa uno de los sitios web de esta experiencia.

Con el paso de los años se abrió un horizonte misionero inesperado y nunca programado, así fueron reconocidos como asociación de fieles por una autoridad eclesiástica en 1998, y el 16 de julio del 2009 el Consejo Pontificio para los Laicos decretó el reconocimiento de la Comunidad Cenáculo como asociación internacional de fieles. “La Comunidad Cenáculo quiere ser un signo vivo del amor misericordioso de Dios para los jóvenes, las familias y las personas en general, heridas por la vida, marcadas por la cruz y a menudo alejadas de la fe, proponiéndoles la vida cristiana como única respuesta verdadera a las inquietudes del alma humana… en la certeza de que el volver a descubrir la fe en Dios devuelve la dignidad y la belleza del hombre”, recuerda su ideal.

Por tanto, “los miembros de la Comunidad Cenáculo buscan la propia santificación personal: viviendo una espiritualidad fuertemente eucarística y mariana, en el abandono confiado y total en la Divina Providencia; compartiendo con los demás, mediante la acogida gratuita y el servicio hacia aquellos que viven una situación de confusión; y por medio del testimonio y la misión, anuncian que el encuentro con el Resucitado libera al hombre y lo convierte en testigo de la luz”.

En la actualidad, la Comunidad Cenáculo cuenta con 60 fraternidades y está presente en 18 países distribuidos en África, Europa y América; con gran alegría, podemos dar a conocer que este 13 de mayo con el gozo que nos da la Pascua de Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y con ocasión de la celebración de los 100 años de las apariciones de Fátima, en nuestra Iglesia Diocesana de San Isidro se fundará para Costa Rica y el mundo, la Comunidad Cenáculo Nuestra Señora de los Ángeles con la celebración eucarística que se realizará a las 4:00 pm en la Catedral de San Isidro y que estará presidida por Monseñor Fray Gabriel Enrique Montero Umaña; además, el domingo 14 de mayo al ser las 9:30 am se tendrá otra celebración eucarística en la nueva fundación ubicada en Pacuarito.

Esta nueva fraternidad tendrá por finalidad: “ayudar, acoger y promover social, moral y espiritualmente a las personas que viven en situaciones de abandono, pobreza y desesperanza, de forma particular los jóvenes que están buscando el sentido de su vida”, señala el edicto de fundación. Por eso, les invitamos para que oren por esta obra de Dios, para que crezca y madure entre nosotros al igual que en muchos países, y para que sus frutos favorezcan a muchos jóvenes de aquí y del mundo.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *