Obispos oran frente a la Negrita de los Ángeles en Roma

Este jueves 16 de febrero, los obispos iniciaron su jornada con la celebración eucarística en la Parroquia de Santa Ana, en el Vaticano, donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, Patrona de Costa Rica.

Mons. José Rafael Quirós, arzobispo de San José, quien presidió la Eucaristía, destacó que, a la luz de la Palabra de Dios proclamada (Eclesiástico 24), podemos aplicar, sin duda, a la Santísima Virgen María: “Yo soy la madre del amor, del temor, del conocimiento y de la esperanza”. Recalcó, además, que María nos acompaña fielmente en nuestro camino como Iglesia en Costa Rica y fundamentado en ello, recordó las palabras del papa Francisco: “en nuestro camino, no somos un pueblo huérfano porque tenemos una madre que nos consuela, una madre que sabe que la necesitamos y que nos ayuda a llegar a su Hijo y por el Hijo al Padre”.

Entonando el himno a Nuestra Señora de los Ángeles, los obispos se dirigieron al altar lateral en el que se encuentra entronizada la venerada imagen y renovaron su súplica por el pueblo de Costa Rica.

Al ser las 11:00 am hora de Roma (3:00 am hora de Costa Rica), los obispos se dirigieron al nuevo Dicasterio sobre Laicos, Familia y Vida, que inició sus funciones el pasado 1 de septiembre del 2016. Esta instancia conjuntó a los ya suprimidos Pontificio Consejo para los Laicos y para la Familia y ahora se proyecta a la promoción de la vida y del apostolado de los fieles laicos, al cuidado pastoral de la familia y su misión en el mundo.

El prefecto Mons. Kevin Farrell, hasta hace poco obispo de Dallas, presentó a nuestros pastores la estructura de esta instancia que es resultado de la reforma de la Curia y que asume tareas después de la publicación de “Amoris Laetitia”, que ha significado todo una novedad en la vida pastoral de la Iglesia.

Durante el encuentro, los obispos se refirieron a los grandes desafíos pastorales que presenta la atención a las familias hoy, particularmente, las crisis de fe, la desintegración, la violencia, la necesidad del acompañamiento, las presiones externas, el fenómeno migratorio, entre otros. A su vez, destacaron algunos esfuerzos que desde la Pastoral Familiar e instancias de trabajo con los laicos y con el tema de la vida se realizan en nuestro país.

Luego en el Consejo Pontificio de la Cultura, órgano que remonta su origen a la reflexión del Concilio Vaticano II que destacó la importancia fundamental de la cultura para el pleno desarrollo del hombre, fue creado años después por San Juan Pablo II y es, ante todo, un secretariado destinado a identificar los principales desafíos culturales de la Iglesia.

Ahí, el cardenal Mons. Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo y su equipo de trabajo, se reunieron con nuestros obispos este jueves y comentaron temas relacionados con arte y fe, música, cultura, bienes culturales de la Iglesia, ciencia y fe, ciencias humanas, ateísmo, organismos internacionales de cultura y deporte, entre otros.

Finalmente, se tuvo el encuentro con el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, encargado de profundizar en el sentido teológico y pastoral de la nueva evangelización, promoviendo ante las Conferencias Episcopales el estudio, la difusión y la actuación del Magisterio pontificio; esta instancia favorece el uso de las nuevas formas de comunicación, como instrumentos de evangelización.

Ahí, Mons. Salvatore Rino Fisichella, presidente, preguntó a los obispos sobre el desarrollo y acogida del pasado Año de la Misericordia. Nuestros pastores transmitieron experiencias de las diócesis y el impacto de gracia que tuvo en el pueblo de Dios. Por su parte, Mons. Javier Román realizó una amplia exposición del proceso catequístico nacional y la pastoral bíblica.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *