Potrereño regresa como párroco a su tierra

Con una calurosa y soleada mañana, este 4 de enero al ser las 10:00 am dio inicio la Eucaristía en la que Mons. Fray Gabriel Enrique Montero entregó la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria en Potrero Grande al Pbro. Guillermo Villalobos Rivera, como su nuevo párroco.

Mons. Montero, en su homilía, insistió en la necesidad de comprender “la parroquia como un centro activo capaz de renovarse constantemente, hasta el punto de ser comunidad de comunidades, centro de evangelización que haga posible que todos se encuentren con Jesús por medio del serio trabajo que desarrolle el Consejo de Evangelización”.

Estas palabras del obispo, sirvieron de motivación para el nuevo párroco de Potrero Grande, quien precisamente se trata de un hijo de aquella calurosa tierra. El Padre Memo, como se le conoce popularmente, en entrevista para Radio Sinaí 103.9 FM, manifestó que vivió este momento “con inmensa alegría, nunca había estado en una toma posesión con este rito, fue experiencia muy bonita; estoy contento, llego con mi gente, a mi tierra, soy de esta parroquia”, afirmó.

“Es hermoso, regresar después de unos 20 años, quizá un poco más, de haber estado aquí sirviendo en la comunidad parroquial como agente de evangelización, y regresar hoy como sacerdote, como cura párroco para alimentar la fe a los fieles y acompañarles”, indicó visiblemente emocionado.

Como expectativa pastoral, el Padre Memo comentó a los fieles presentes en la mañana de este sábado que su deseo es seguir los esfuerzos que se realizan en comunión con el sexto Plan Diocesano, “como decimos nosotros, meterle candela, es tratar de usar los Consejos de Evangelización y los Consejos Económicos, impulsar la Adoración Perpetua y otros proyectos de evangelización, este primer año trataré de ir conociendo la gente y la parroquia, las necesidades, las urgencias y los retos”, precisó.

El Padre Guillermo, quien también es Capellán de la Fuerza Pública, comentó a Radio Sinaí que llega a la parroquia en el contexto de las inminentes fiestas patronales, “llego en un momento de un poquito de tensión, comenzar a correr con todos los permisos y demás, pero venimos con toda la energía, el ánimo y el gozo que sólo el Espíritu de Dios da; por eso también me encomiendo a las oraciones de aquellos, que de una u otra manera, me han tenido presente”, acotó.

Finalmente, agradecemos también al Padre Fray Marlon Villalta quien por varios años pastoreó esta extensa parroquia compuesta por los distritos de Chánguena, Bioley y Potrero Grande; que el Señor le bendiga y asista siempre.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *