Preparados para la Ordenación

A un día de las ordenaciones en nuestra diócesis,  queremos compartir con ustedes las impresiones del Diác. Carlos Valverde Elizondo y del acólito Jorge Alex Ortiz Bonilla, quienes serán ordenados este 8 de diciembre a las 10 de la mañana en la Catedral de San Isidro como presbítero y diácono, respectivamente.

Del 19 al 23 de noviembre en el Monasterio de las Clarisas en Pérez Zeledón, estos jóvenes realizaron el retiro preparatorio para la recepción de las Órdenes Sagradas, en cumplimiento de lo que prescribe el Código de Derecho Canónico, dicho momento de preparación espiritual fue acompañado por el Pbro. Fray Roberto Corrales Zamora.

“El retiro espiritual significó para mí un gran momento de encuentro con Dios en este caminar de preparación a la orden, fue interesante cómo el Padre Roberto abarcó el Retiro, empezando por el cuestionarnos sobre nuestra identidad…, retroceder un montón para llegar a la actualidad… y el final logré concluir con la expresión, soy el hijo pródigo que vuelve al padre una vez más, no sé si será la última, pero en ese momento esa era mi expresión, soy el hijo pródigo que una vez más vuelve al padre, posiblemente habrá muchos momentos donde vuelva a caer y tenga que volver al padre, es la vida del cristiano”, afirmó el diácono Carlos Valverde.

También, según  nos comentó Valverde Elizondo, el retiro abarcó mensajes del Papa Francisco sobre el sacerdocio, sobre la vivencia de la Iglesia y sobre regalos que nos da la Iglesia, posibilidades y medios que se nos ofrecen en la vida nuestra para ir alcanzando día con día esa identidad del cristiano. “Fue meditar también en todo esto que nos pide la Iglesia, a mí como persona, en esta vocación especifica que estoy a punto de asumir, aunque ya ha empezado con el ministerio del diaconado, pero que ahora reafirmo por decirlo de alguna manera con lo que es el orden sacerdotal, entonces a partir de ahí hay muchas expectativas, muchas ilusiones, muchos retos”, acotó el próximo a ordenarse sacerdote.

Todo esto se logrará con una búsqueda constante,  pues haciendo un poco de historia en estos 18 años de camino vocacional, entre años de convivencias, estudios y períodos fuera del seminario, el Diác. Carlos señalaba: “si yo dejó de buscar, porque Dios siempre me busca, voy a dejar de responder a la voz de lo que Dios hace, en mí entonces se va a debilitar lo que es el Sacramento y podría dar al traste, entonces estar en esa constante búsqueda de parte mía, respuesta en la búsqueda de Dios, estar atento a esa búsqueda de Dios hacia mí, búsqueda que ha sido constante, creo; y que después de 18 años, Dios me regala indignamente a mí este ministerio tan precioso y tan bello”.

Por su parte, el acólito Jorge Alex Ortiz se refirió al retiro como una “experiencia sumamente agradable y hermosa porque se está preparando así para un llamado tan especial como lo es entrar al Sacramento del Orden, esto implica mucha alegría, mucha responsabilidad, mucha preparación espiritual y humana, mucha conciencia del valor de este llamado”, indicó.

“Hemos meditado sobre las propia misión del sacerdote, como el sacerdote está llamado a ser santo en medio del lugar donde sea enviado, el sacerdote tiene que ser luz en el mundo, tiene que se la Palabra de Dios que le llegue a sus hermanos, y aunque somos instrumentos débiles y limitados, Dios hace valer su gracia por medio de aquellos que Él llama”, indicó el acólito Jorge Alex quien ha ejercido su servicio pastoral en la Parroquia de Boruca.

Finalmente, el Diác. Carlos Valverde recordó el pensamiento de Santa Teresita de Jesús, quien decía que Dios baja hasta un cáliz pero no quiere quedarse ahí sino ir a todos los seres humanos; por eso, señala que “es un gran compromiso que se esta asumiendo, en donde solo Dios da las fuerzas, por lo que sólo queda pedir la gracia para servir a la Iglesia”.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *