Primeros resultados que arroja el Simposio Laudato Si

Con una participación alrededor de 700 personas provenientes de 20 países, ha dado inicio este jueves 30 de noviembre las ponencias del VII Simposio Internacional Laudato Si, y con esto, los primeros resultados fruto de la reflexión y aplicación de las enseñanzas que propone esta encíclica.

Entre religiosos, científicos, teólogos, empresarios y académicos la Universidad Católica de Costa Rica (UCAT) en el marco de su 25 aniversario, en conjunto con la Fundación vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI, ha realizado el acto inaugural que contó con la presencia del rector de la UCAT, Dr. Fernando Sánchez; el presidente de la Federación Internacional de Universidades Católicas, Pbro. Pedro Rubens; el Arzobispo de San José, Monseñor José Rafael Quirós; el presidente de la Fundación Ratzinger, P. Federico Lombardi; el Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, y el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera.

“Estamos tomando en serio la petición del Santo Padre de pensar y preocuparnos por nuestra casa común, además concientizarnos sobre el problema ecológico y plantear soluciones al respecto”, manifestó Fernando Sánchez, rector de la UCAT. “Costa Rica es un país bendecido y con una enorme vocación en la preservación de la naturaleza. El desarrollo sostenible en equilibrio entre los seres humanos y los recursos naturales es una de nuestras vocaciones para enfrentar los desafíos de la variabilidad climática como un componente de derechos humanos. Esta vocación nos hace compartir los supremos valores de la Encíclica Laudato Sí en la cual Su Santidad el Papa Francisco hace un llamado mundial a la convivencia armónica entre seres humanos y naturaleza. Estamos orgullosos y honrados de coincidir en la preservación y protección de la casa común de la humanidad y de ser la sede de del Observatorio y del VII Simposio Internacional Laudato Si”, manifestó por su parte el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera.

“Queremos hacer hincapié en la fuerza de la enseñanza de la Iglesia: la continuidad y el desarrollo de Benedicto a Francisco. Queremos dar voz a las personas que participan no sólo académica, sino también operativa y socialmente, y ofrecer una dimensión operativa al compromiso conjunto de las universidades, para lo cual pondremos en marcha el proyecto del Observatorio Laudato Si que ha sido formulado por la Universidad Católica de Costa Rica”, manifestó el Padre Federico Lombardi, presidente de la Fundación Joseph Ratzinger.

Las conclusiones de este Simposio serán plasmadas en un documento que se espera tener listo el próximo año, y que busca responder a la petición del Santo Padre, de actuar en consecuencia con lo que él pide en su Encíclica. Precisamente, la iniciativa de crear el Observatorio así como el Índice Laudato Si, le mereció a la Universidad Católica de Costa Rica la medalla Ex Corde Ecclesiæ, máximo galardón concedido por la Federación Internacional de Universidades Católicas, la cual fue entregada por el Pbro. Pedro Rubens, presidente de esta organización académica, al rector Fernando Sánchez.

Los primeros resultados del Índice de medición mundial humano-ecológico: “Laudato Si”, presentados por la Universidad Católica de Costa Rica, ubicaron a Finlandia como el país que más se acerca al cumplimiento de los parámetros obtenidos de la Encíclica Laudato Si desde una Ecología Integral Humanista (EIH); por otra parte, podemos señalar que entre los primeros 20 países Costa Rica destaca como la única nación de las economías emergentes y el único del continente americano, junto con Canadá.

Para la elaboración de este ranking se tomó en cuenta la situación de alrededor de 6.710 millones de personas en 127 países, lo que representa el 93% de la población mundial, obteniendo los siguientes resultados generales: el 10.25% (738 millones de personas) vive en niveles bajos y muy bajos de EIH, el 45% (3,309 millones de personas) está en una condición de riesgo con niveles medio bajos de EIH, el 17% (1,197 millones de personas) se ubica en niveles medios y sólo el 20.13 % (1,466 millones de personas) tiene niveles altos de EIH. Así, en conclusión, más de la mitad de la población en el mundo (55.25%), vive en condiciones de riesgo y en situación precaria, de acuerdo con los lineamientos de la Encíclica Laudato Si.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *