San Vito cuenta con nuevo párroco y vicario

Al ser las 6:00 pm de este jueves 3 de enero, el señor obispo de San Isidro Mons. Fray Gabriel Enrique Montero Umaña, presidió la Eucaristía en el templo parroquial de San Vito con el que da inicio una nueva etapa en la historia parroquial de esta comunidad cristiana, al asumir como párroco el Pbro. Manuel Mora Picado y como vicario parroquial el Pbro. Alejandro Gamboa Conejo.

Durante la homilía, Mons. Montero señaló que “dar una parroquia a un sacerdote no debe ser algo insignificante, para el pueblo es el inicio de una nueva etapa, es el inicio de un nuevo proceso con nuevas posibilidades, con nuevas esperanzas y con nueva sangre”.

El obispo encarga las parroquias a los presbíteros con una misión específica, “la parroquia tiene que renovarse, no puede ser una parroquia al estilo de antes, la iglesia está pidiendo muchísimo más, una parroquia tiene que ser una comunidad de comunidades, tiene que ser un centro dinámico, un centro de evangelización donde se predique al Señor Jesucristo y dónde se le conozca, y todos tengamos oportunidad de encontrarnos con Él y entablar diálogo con Él, y así ser transformados”, puntualizó el prelado.

Por eso, la parroquia “se le entrega al Padre Manuel como párroco y al Padre Alejandro como vicario, y la primera responsabilidad que tienen es ser entre ellos ejemplo verdadero de comunidad cristiana, que vivan como hermanos, tiene que verse que viven unidos, que ellos se aman, tiene que verse que ellos trabajan en equipo, que todo lo importante para la evangelización lo comunican, si eso no lo vemos inútil sería la predicación”, señaló con vehemencia Mons. Montero durante su predicación.

Ante esta misión, dirigiendo una palabra a los fieles laicos ahí presentes, el obispo con celo de pastor, indicó: “solos no podrán, por eso se hace lo posible en esta diócesis por la existencia de los Consejos de Evangelización, junto a los sacerdotes éstos son la mano derecha, ellos les confían la evangelización para que sean junto a los sacerdotes colaboradores en todo este trabajo, así cumplen un deber que les viene por el bautismo; por esta razón, es que les pido que tomen muy en cuenta este apartado”.

Finalmente, el obispo en su homilía, agradeció al equipo sacerdotal que hasta ahora sirvió en esta jurisdicción. “Agradezco al Padre Francisco el trabajo que ha hecho en estos tres años, ha tenido que trabajar duro porque es una parroquia grande y a veces ha tenido que estar solo; y en fin, ustedes conocen todas las penurias y trifulcas que puede pasar un párroco, la soledad  y angustias, las tensiones y difíciles decisiones que debe de tomar para poder estar al servicio de la gente, e ir allá donde lo necesite la gente y eso no es nada fácil, por eso hay que orar por ellos. Agradezco también al Padre Carlos que recién ordenado ha estado acá un cierto tiempo”.

Por su parte, el Pbro. Manuel Mora Picado como nuevo párroco, en entrevista a Radio Sinaí 103.9 FM señaló estar agradecido con Dios por la oportunidad que le regala de vivir esta nueva experiencia. “Ahora tratar de servir en lo mejor que pueda con el carisma que Dios me ha regalado, especialmente el don del sacerdocio; estar siempre dispuesto a colaborar en todo, por eso necesitamos que nos ayuden con la oración”, precisó el sacerdote Mora Picado.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *