Seminaristas comparten con niños y agentes

La fría y lluviosa mañana de este lunes 2 de octubre, no apagó el ardiente deseo de los seminaristas en vivir la experiencia de misión intensamente; por eso, desde muy temprano, luego de encomendar su acción a Dios y desayunar, salieron con rumbo a las escuelas de Villa Ligia y Los Chiles.

Para Roilan Mora seminarista oriundo de Pejibaye, y coordinador de esta área, el objetivo de esta primera actividad en Villa Ligia “era compartir con los niños y trabajar el tema de los valores de una manera vivencial, para que la enseñanza quedara por medio de las distintas dinámicas que se realizaron identificando valores y antivalores”. Por su parte, Andrés Monge seminarista de San Isidro, recalcó que el trabajo realizado en el centro educativo de Los Chiles, estuvo dirigido a los profesionales tanto de primaria como secundaria de la Unidad Pedagógica Breiderhoff, preguntándose en el “por qué soy maestro, resultando llamativo el que muchos no hayan reflexionado en este aspecto, razón por la cual se tomó conciencia de la capacidad que tienen de influir con su vida en la propia vida de esos niños y poder así forjar el futuro y presente de la sociedad”.

Por la tarde, el Diác. Johnny Leiva compartió con los seminaristas un espacio de reflexión espiritual que tenía por objetivo fortalecerse internamente para continuar con la ardua tarea evangelizadora; hemos reflexionado en “la misión de la Iglesia y nuestra misión, en la Iglesia que es una Iglesia en salida, que es comunión y misión, y por eso la tarea es el anuncio de Jesucristo y su evangelio, propiciando la maduración de las comunidades eclesiales, la promoción humana y la encarnación de los valores evangélicos, y para ello es necesaria la conversión personal y pastoral”, precisó el recién ordenado diácono.

Al ser las 4:00 pm, en la capilla del Centro Vocacional Casa Santa María, el Pbro. Edgar Orozco vicario general de la diócesis, presidió la Eucaristía con los jóvenes seminaristas en donde se recordó a los Ángeles Custodios; durante la homilía el padre señaló: “ellos son nuestros amigos buenos que hemos excluido, pero no por eso ellos han dejado de actuar en favor nuestro, porque los ángeles custodios han sido enviados por Dios a cumplir la misión que Él les ha encomendado; así, la invitación es a mantenernos fieles y hacer presente el proyecto de Dios”.

El día concluyó con una jornada nocturna dedicada a los Consejos de Evangelización de la parroquia, el seminarista Carlos Valverde originario de Dota, precisó que durante el encuentro “se les planteó el reto de concebir su misión de agentes y miembros del consejo desde una función más activa, no ser simples funcionarios sino enfocándose como pastores”. Señaló que esta opción de propuesta, provocó reacciones, pues no siempre se perciben como pastores dentro de la propia comunidad, pero sí estaban muy entusiasmados de empezar a responder con esta función y misión que les corresponde.

Finalmente, antes del rezo de Completas, los seminaristas evaluaron junto al Padre Elí Quirós la jornada realizada, rescatando detalles tan valiosos como: la semilla sembrada en los niños y que a su tiempo dará fruto, lo valioso del saber cuestionarnos cada acción que desarrollamos en la vida y en el ejercicio de la profesión, la valoración del espacio que brinda la misión como ocasión para aterrizar y discernir vocacionalmente, lo valioso e importante que se vuelve la vivencia como testimonio que atrae, y el crecimiento personal que produce tomar conciencia de nuestra propia realidad diocesana y parroquial.

Horario de misas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *