Obispos Anteriores


  • Mons.-gabriel-enrique

    Mons. Guillermo Loría Garita

    Nació en Tierra Blanca el 19 de noviembre de 1937, realizó sus estudios Eclesiásticos en el Seminario Central de San José en Costa Rica y recibió el sacramento del Orden Sacerdotal el 21 de diciembre de 1963. De 1964 a 1967 continuó estudios eclesiásticos en el Instituto de Sociología Pastoral adscrito a la Universidad Gregoriana en Roma.

    Recibió la consagración episcopal el 1 de octubre de 2003, ​como tercer obispo de la Diócesis de San Isidro. Su episcopado se caracterizó por serios esfuerzos para organizar la Curia Diocesana, el ordenamiento pastoral, la administración de los bienes y la realización de visitas pastorales.

    Impulsó arduamente la formación de laicado y la promoción de las vocaciones, especialmente al sacerdocio. Mostró una gran preocupación por la creación y consolidación de los Consejos Parroquiales de Pastoral, promulgando un decreto para tal efecto.

    Cumpliendo con su misión pastoral el 24 de diciembre de 2013, luego de presentar la carta de renuncia como lo estipula el Derecho Canónico, una vez aceptada por la Sede Apostólica, pasa a ser administrador apostólico de la diócesis hasta el 1 de marzo de 2014, fecha en la cual consagra como obispo al Pbro. Fray Gabriel Enrique Montero Umaña que pasa a ser el cuarto obispo de nuestra diócesis.


  • Mons.-gabriel-enrique

    Mons. Ignacio Trejos Picado

    Nació en Guadalupe de Cartago el 31 de julio de 1928, ingresó al Seminario Central el 8 de marzo de 1946, y seis años después, 8 de marzo de 1952, es ordenado sacerdote en Roma. Es electo Obispo Auxiliar de San José el 13 de enero de 1968 y recibió su consagración episcopal también el 8 de marzo, pero de 1968.

    Presta sus servicios pastorales en diferentes parroquias de la Arquidiócesis de San José, además del delicado servicio como Rector del Seminario Central en San José. Tras su servicio como obispo auxiliar, el 22 de diciembre de 1974 es nombrado como segundo obispo de la Diócesis de San isidro, tras la muerte de Mons. Delfín Quesada Castro.

    Su episcopado se caracterizó por la consolidación de la vida diocesana en sus varios aspectos, para ello contó con un mayor número de sacerdotes y consolidó fuertemente la promoción y formación de los agentes laicos de evangelización. Erigió varias parroquias y creó tres centros para la formación: Casa Sinaí en San Isidro, Centro Pastoral en Pejibaye y Monte de la Cruz en Pacuarito. Además, creó la Casa Santa María en Barrio Lourdes de Daniel Flores, centro vocacional para apoyo de los jóvenes con inquietudes vocacionales y provenientes de lugares alejados.

    Cumpliendo con su misión pastoral el 31 de julio del 2003, luego de presentar la carta de renuncia como lo estipula el Derecho Canónico, una vez aceptada por la Sede Apostólica, pasa a ser administrador apostólico de la diócesis hasta el 1 de octubre del mismo año en la celebración durante la cual ordena como obispo al Pbro. Guillermo Loría Garita como tercer obispo de nuestra diócesis.


  • Mons.-gabriel-enrique

    Mons. Delfín Quesada Castro

    Monseñor Delfín Quesada Castro, nació en San Pedro de Poás, el 10 de marzo de 1908, y fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1931. El Papa Pio XII lo nombra obispo el 22 de octubre de 1954 tras la reciente creación de la Diócesis de San Isidro, por tal motivo, recibe la consagración episcopal el 18 de enero de 1955 en Alajuela, antes de trasladarse al Sur.

    Su pastoreo se caracterizó por procurar la incipiente organización diocesana con un acentuado espíritu misionero, pues ni el escaso número de presbíteros minó si labor evangelizadora calando en el corazón de los fieles por su cercanía y humildad.

    Entre los datos que destaca la historia, está su participación en la segunda sesión del Concilio Vaticano II, momento preponderantemente importante en la Historia de la Iglesia; además, en su episcopado se dio la fundación de dos emisoras diocesanas, como son: Radio Sinaí en 1957 y Radio Emaús en 1962.

    Tras su muerte el 17 de octubre de 1974 y su sepultara en la Catedral de San Isidro de El General, podemos decir que, su nombre sigue en el recuerdo de quienes le conocieron y por el testimonio en ellos también en otras generaciones, así lo destacan dos instituciones que llevan su nombre, a saber: el Hogar de Ancianos Mons. Delfín Quesada Castro ubicada en Barrio Lourdes de Daniel Flores y la Escuela Monseñor Delfín Quesada Castro ubicada  en Sabana Redonda de Poás.