Pbro. Mario Quirós Solano

Es el primer párroco diocesano nombrado en la Parroquia de San Isidro, al asumir en abril de 1949 decide construir una nueva casa cural (que es la actual) e iniciar los preparativos para la construcción de un nuevo templo, pues el que había era insuficiente y estaba deteriorado por la Guerra del 48, a nivel pastoral comenzó a fundar grupos apostólicos, como la Congregación de las Hijas de María que tanto ayudaron en la catequesis, la Juventud Obrera Católica, las Damas Vicentinas y el Apostolado de la Oración. Pocos años después y sin que se conozcan las razones, renuncia a dicha parroquia y regresa a la Arquidiócesis de San José.

Posted in:

Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *