Candidatos al Diaconado Permanente celebran a San Efrén

Hoy, 9 de junio del 2021, Mons. Fray Gabriel Enrique Montero Umaña, ha celebrado la Eucaristía junto a los candidatos al Diaconado Permanente en el Centro Vocacional Casa Santa María, con ocasión de la memoria del diácono San Efrén, quien ha sido nombrado patrono del Diaconado Permanente en nuestra Diócesis de San Isidro y por tanto el Día del Diácono.

Durante la homilía, el prelado señalo: “San Efrén tuvo cualidades que puso al servicio de la Iglesia, fue un apóstol, un teólogo que funda una escuela de teología, escritor bíblico y comentarista de la Biblia, cantor y músico; y que, como diácono, a mi parecer, ha pasado a ser en la Iglesia el diácono más sobresaliente y más preparado, pero ha pasado inadvertido… La Iglesia necesita teólogos prácticos, teólogos de Dios, pero de la práctica religiosa de nosotros como Pueblo de Dios, no podemos y no queremos tener diáconos que vayan solamente a repetir una serie de conceptos y verdades teológicas a la gente, eso no basta”.

“Necesitamos teólogos que se dediquen a confrontar y ser críticos de la religiosidad de nuestro pueblo, para que con la luz del Espíritu Santo sean capaces de analizar hasta qué punto nuestro pueblo es realmente cristiano. No podemos permitir, que un pueblo viva, aún con buena fe, en la ignorancia religiosa; Costa Rica tiene una ignorancia religiosa superlativa, y eso no podemos permitirlo, tampoco podemos dejar pasar por religión lo que no es religión cristiana”, precisó Mons. Montero.

Dirigiéndose especialmente a los diáconos, durante la homilía que pronunció en la acogedora capilla del Centro Vocacional, acotó: “les dejo este reto: la letra mata, pero el Espíritu da vida. Nunca olvidemos eso, se puede ser cristiano entre comillas, viviendo de la simple observancia externa de la ley; osea, vivimos de la letra y esa letra mata porque hace esclavos; la ley nueva hace libres, porque el Espíritu es el que nos dice dónde está el Reino de Cristo Resucitado”.

Recordemos, que este proceso del Diaconado Permanente en la Diócesis de San Isidro ha tenido varios impulsos a lo largo de casi dos décadas, pero fue hasta el 10 de mayo del 2017 cuando de manera oficial y pública, mediante una conferencia de prensa se dio a conocer los pormenores del inicio del proceso sistemático y estable de formación; y por tanto, de discernimiento vocacional para posibles aspirantes a este ministerio.

En aquel anuncio que dio a conocer Mons. Fray Gabriel Enrique Montero Umaña en la Casa Sinaí, se pedía a la prensa que colaborara en la etapa de sensibilización, “para que el pueblo de Dios comprenda que este paso no se trata de un invento aislado u ocurrencia de un obispo, sino de un proceso que está debidamente fundamentado en el pensar de la Iglesia”, razón por la cual se comentó las enseñanzas de la Iglesia debidamente contenidas en su Magisterio.

Así, tras el prudente tiempo concedido para la presentación de posibles vacacionados, inició el proceso formativo de un nutrido grupo que a lo largo de los años han ido discerniendo su vocación; con la formación académica y espiritual, humana y pastoral han ido dando sus pasos hacia la pronta posible Ordenación Diaconal; por tanto, el 16 de diciembre del 2018 fueron admitidos oficialmente como candidatos a las órdenes sagradas, el pasado 29 de junio del 2019 recibieron el Ministerio del Lectorado y el 6 de diciembre del 2020 el Ministerio del Acolitado.

Los candidatos y acólitos de nuestra diócesis, son: Jorge Luis Porras Jiménez de San Pedro, Francisco Porras Navarro de San Pablo, Salvador Zeledón Villalobos de Río Claro, Giovanny Montoya Fernández de Platanillo, Lionel Fernández Hernández de Platanares, Daniel Rodríguez Ledezma y Pablo Granados Mora de San Isidro.

Horario de misas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *